21º Supercross de Barcelona: Con Ganas de Más

El Palau Sant Jordi vive otra de sus noches inolvidables

· 4 Minutos de lectura

Sigue a MX Vice en YouTube

Sigue a @MXVice en Instagram

El Palau Sant Jordi volvió a vivir una de sus noches mágicas con la celebración del 21º SX de Barcelona. Un evento por el que han pasado casi todas las estrellas del SX USA de los 90 y parte de los 2000. En este recinto hemos podido admirar a los Bayle, Stanton, Johnson, McGrath, Lechien, Cooper y un sinfín de estrellas. Como el director del evento nos comentó hace unos días, los días de vino y rosas pasaron a la historia, los costes se han disparado, son pocos los pilotos americanos, especialistas en esta disciplina, los que deciden hacer las maletas en invierno para juntar un puñado de dólares, Brayton, Bloss, Bogle, Stewart o Bowers son algunos de ellos, y es que desde la irrupción de un pecoso piloto de florida llamado Ricky Carmichael, el SX se ha profesionalizado hasta cotas nunca antes vistas. Antes, los pilotos se americanos se dedicaban a vivir más de la vida con largas fiestas en Lake Havasu en verano, y pruebas europeas en invierno, donde amasaban grandes cantidades de dinero. Pero Carmichael, al que su capacidad de trabajo y superación hacían sombra a su talento, cambió este juego para siempre. Ahora es duro entreno, dieta, entrenadores personales, ranchos de entrenamiento y mucho, mucho sacrificio. Que le pregunten a Webb o a Tomac lo que trabajan. Se trata este de un tema que tocamos en este artículo.

Pero volvamos a la noche de ayer, tres eran los grandes protagonistas, Tyler Bowers, Benny Bloss y Justin Bogle, tras ellos, una jauría de afamados pilotos franceses, y la armada española, capitaneada por Joan Cros y pilotos de la talla de Jorge Zaragoza, Yago Martínez, Carlos Fernández o Xurxo Prol. La elección de traer a tres pilotos americanos de alto nivel, no grandes estrellas pero sí lo suficientemente buenos como para hacer las delicias del público, resultó acertada, el trazado, más estrecho y técnico que el año pasado estuvo a la altura, y el público, como no, respondió a la llamada y supo jugar su papel. La copa Kawasaki Team Green Cup, las siempre divertidas mangas de SX125 y el espectáculo del Freestyle apoyaron este evento de manera perfecta.

Y fue Justin Bogle el que impuso su ley en ambas mangas y con relativa facilidad, Bloss se diluyó entre caídas y problemas con la moto, tampoco es fácil competir en un trazado de estas dimensiones midiendo 1,95cms, y Bowers, simplemente no tuvo su noche. Pero ahí estaban los franceses, con Aubin y Soubeyras, que tuvieron una noche brillante y consiguieron flanquear al norteamericano en el podio. Los españoles no tuvieron su noche tampoco, Joan Cros con evidentes problemas de puesta a punto no era capaz de seguir el ritmo de los de cabeza, Jorge Zaragoza sufrió dos caídas, una por manga, que le relegaron a puestos retrasados, aunque mostró un gran nivel, y Yago Martínez, sobre la 250F de Yamaha hizo lo que pudo, lo cierto, y a mi juicio, es que hizo mucho y estuvo inconmensurable, cierto, no ganó, pero tampoco debió estar en la gran final a tenor de su corta experiencia en estas lides y que pilotaba una moto más pequeña, tremendo.

Los chicos de SX125 se las vieron y desearon en un trazado muy técnico y complicado, Gerard Congost brilló con luz propia. La Kawasaki Team Green Cup se defendió también como pudo, y es que no es fácil meterse en un trazado así, y Alejandro Campoy nos demostró haber estado haciendo los deberes. Hay que felicitar a todos y cada uno de los pilotos de estas dos categorías de soporte, algunos era la primera vez que veían un trazado de esta magnitud, y ninguno de ellos se arrugó.

SX1
1 Justin Bogle USA KTM 1-1
2 Nicloas Aubin FRA SUZ 3-2
3 Cedric Soubyeras FRA HUS 2-4
4 Angello Pellegrini ITA HND 5-3
5 Tyler Bowers USA KAW 4-6
SX125
1 Gerard Congost ESP KTM 1-1
2 Killian Poll FRA KTM 5-2
3 Diego Torrijo ESP KTM 4-3
4 Emmanuel Passotti ITA KTM 2-5
5 Victor Alonso ESP YAM 6-4

Los Face to Face fueron emocionantes, si bien en SX, y más en una carrera a una vuelta, las salidas son cruciales, y el que lograba el holeshot se acababa llevando la victoria. Tremenda fue la final en la que Bogle hincó rodilla ante un pletórico Aubin. Dos intentos fallidos de interior antes de la zona de ritmo lateral pusieron al público  en pie, pero no fue suficiente.

El espectáculo en mayúsculas, por si había habido poco, lo pusieron los chicos del FMX. Los chicos de Lleides, Antonio Navas, Rocky Florensa, Guillem Navas y Marc Pinyol, nos brindaron un espectáculo inmenso, sobre todo Pinyol, que estuvo tremendo, Torronteras es como el hijo pródigo de Barcelona, con esos whips de escándalo, pero el pique de front flips y back flips entre Ackermann, recientemente coronado campeón del mundo de FMX, y Tom Pagés acabó de dejar al público atónito. Nunca antes se había visto un Front Flip en Barcelona.

En definitiva, el 21º SX de Barcelona estuvo a la altura de lo esperado, pero claro, esto eleva el listón… ¿y el año que viene, qué?

Texto Daniel Makx | Imagen Principal: @SupercrossBCN / @SoloMoto

Usamos cookies! Navegando por este sitio aceptas el uso de nuestras cookies
Más información
Fantasy MX Manager
Play & Win Prizes!