Opinión: Thomas Covington

Analizamos el retorno de Thomas Covington

· 3 Minutos de lectura

Sigue a MX Vice en YouTube

Sigue a @MXVice en Instagram

Finalmente se ha hecho oficial que Thomas Covington regresa a Europa y disputará el Campeonato Mundial de Motocross FIM 2020, excepto que esta vez las cosas serán un poco diferentes. Covington no tendrá la ventaja de un equipo oficial ni tendrá demasiada experiencia a la que recurrir, ya que está listo para aventurarse en lo desconocido y alcanzar la primera división por primera vez.

Hay mucho que comentar aquí y uno podría argumentar que el problema más apremiante es la percepción de la configuración de Gebben Van Venrooy. Hay muy pocos fans estadounidenses que conocen algo del equipo, lo cual no es sorprendente. El equipo holandés nunca ha ayudado a un piloto a subir al podio de un Gran Premio, ni siquiera ha albergado un talento capaz de tales resultados. Sin embargo, para ser justos, el equipo solo ha estado operando en su nivel actual durante cuatro años. Muchos equipos tienden a correr antes de poder caminar, ¿verdad? Los pasos que están tomando son una reminiscencia del equipo ATV / MC KTM de Rocky Mountain en los Estados Unidos.

(Husqvarna/Simon Cudby)

El soporte de Yamaha ayudará al equipo a dar un salto adelante, ya que el paquete que se ofrece es muy superior al nivel de soporte de Kawasaki del cual se beneficiaban anteriormente. Este será un paso adelante que llevará a un mayor énfasis en los resultados. De todos modos, están equipados para manejar el cambio de ritmo, ya que la infraestructura que ya está creada es bastante impresionante. Es bastante sorprendente que un par de pilotos hayan dejado pasar la oportunidad de rodar con ellos en el pasado: sus activos son de alto nivel.

El tema aquí es que si bien algunos pueden levantar la nariz y cuestionar la cantidad de daño que Thomas Covington podrá hacer con un equipo satélite, no hay muchas razones para preocuparse. ¿Será tan sorprendente como un equipo de fábrica? No, pero estará muy cerca. El mayor problema para Covington podría ser el hecho de que la gente sin duda lo juzgará. Después de una temporada en los EE. UU. que no cumplió con las expectativas (no toda la culpa recae sobre sus hombros) estará bajo el microscopio y la gente esperará que de muestras de brillantez bien pronto..

Existe entonces una posibilidad que conducirá a expectativas elevadas y poco realistas, entonces, ¿qué necesitaría para convertir esto en un éxito? Es muy poco probable que gane rondas como lo hizo la última vez que estuvo aquí y eso está bien. Una serie de resultados entre los diez primeros sería impresionante en un campo que consta de seis ex campeones y que luego lo prepararía para alcanzar el podio al año siguiente. Covington debe ser tratado como cualquier otro novato y no estar sujeto a un escrutinio injusto. Sin embargo, el panorama actual del paddock del mundial apenas ayuda a esa situación.

(Husqvarna/Simon Cudby)

Una pregunta intrigante que debe responderse ahora es cuál es el plan a largo plazo. Cuando Covington corrió aquí, siempre se supo que volvería a los Estados Unidos en algún momento. Nunca se pronosticó regresar a los Estados Unidos y luego regresar directamente al mundial, entonces, ¿cuál es el siguiente paso? ¿Volver a la serie Monster Energy Supercross sigue siendo una prioridad o el escenario mundial será el foco hasta que se aproxime la jubilación? Uno presumiría que sería el último, pero el plan que se usó anteriormente se ha descartado y ahora no hay pautas.

Este es un nuevo comienzo para Covington y Gebben Van Venrooy: hay mucho espacio para que ambas partes crezcan y hagan que los detractores tomen nota. No es exactamente un año decisivo para ninguna de las partes, pero habrá quienes lo evalúen así.

Texto: Lewis Phillips | Imagen Principal: Husqvarna / Simon Cudby

Usamos cookies! Navegando por este sitio aceptas el uso de nuestras cookies
Más información
Fantasy MX Manager
Play & Win Prizes!